Cristianismo vs Brujería: la historia de una lucha que se mantiene en el mundo

En la actualidad, aún quedan personas que realizan prácticas oscuras. Pero también hay, en su mayoría, personas que creen y alaban a Dios. La Iglesia católica es la Iglesia cristiana más numerosa

WILLIAMS PERDOMO | @WPERDOMOD

Durante toda la historia de la humanidad, el mundo ha luchado entre el bien y el mal. El mundo espiritual no ha dado tregua a un mundo en el que hay personas que creen en Dios, pero hay otros que también practican el mundo oscuro. 

La brujería se da en diferentes grados y formatos. Mientras hay una versión quizá simple, ésa que practica una santera en una plaza de mercado, hay otras más profundas.

Todo inició en 1438, cuando un joven de la costa norte del lago de Ginebra se presentó ante el inquisidor de la iglesia local. Tenía que hacer una confesión. Cinco años antes, su padre lo había obligado a unirse a un culto satánico de brujas. Habían volado de noche en un pequeño caballo negro para unirse a más de cien personas reunidas en un prado. El diablo también estaba allí, en forma de gato negro. Las brujas se arrodillaron ante él, lo adoraron y besaron su trasero.

El padre del joven ya había sido ejecutado como brujo, así que es probable que solo intentara asegurarse un castigo más leve al confesar voluntariamente a los inquisidores lo que querían escuchar. Así lo reseñó The Conversation. 

La Edad Media fue famosa por su despiadada crueldad y su desesperada credulidad. La gente creía en todo tipo de magia, monstruos y hadas. Pero la idea de la brujería satánica organizada no tomó forma hasta el siglo XV. 

La creencia en las brujas, o sea, en la existencia de personas malvadas que realizan magia dañina, había existido en Europa desde antes de los griegos y los romanos. Sin embargo, durante la primera parte de la Edad Media a las autoridades no les preocupó mucho.

Un documento de la Iglesia de inicios del siglo X proclamaba que “la hechicería y la brujería” podrían ser reales. Pero detalló que la idea de que grupos de brujas volaban junto a demonios por la noche era un engaño.

Con el pasar del tiempo, la gente común, aquella que más tarde sería acusada de brujería, recogían hierbas, preparaban pociones y quizá recitaban un breve hechizo, como habían hecho durante generaciones. Lo hacían por diferentes razones, tal vez para dañar a alguien que no les gustaba, pero lo más habitual es que lo hicieran para curar o proteger a otros. Esas prácticas eran importantes en un mundo donde la atención médica era muy rudimentaria.

Las autoridades cristianas ya habían descartado ese tipo de magia catalogándola como una superstición vacía. Sin embargo, luego comenzaron a tomarse toda la magia mucho más en serio. Comenzaron a creer que los hechizos simples funcionaban invocando a los demonios, lo que significaba que cualquier persona que los realizara adoraba a los demonios en secreto.

En la actualidad, aún quedan personas que realizan prácticas oscuras. Pero también hay, en su mayoría, personas que creen y alaban a Dios. La Iglesia católica es la Iglesia cristiana más numerosa.​ Está compuesta por 24 Iglesias sui iuris: la Iglesia latina y 23 Iglesias orientales,​ que se encuentran en completa comunión con el papa y que en conjunto reúnen a más de 1329 millones de fieles en el mundo.

Antonio Socci estimó que alrededor de 70 000 000 de cristianos fueron asesinados por su fe en dos milenios, de los cuales 45 500 000 (es decir, 65% del total) fueron muertos en el siglo XX por su condición de cristianos.​ Solo en España, durante la Guerra civil de 1936-1939, fueron asesinados más de 6800 eclesiásticos.​ Los datos de Socci, sin embargo, han sido cuestionados por distintos estudiosos quienes apuntan a que las cifras dadas por Socci son un cálculo personal, no diferencia entre perseguidos por razones políticas y aquellos por razones religiosas y utilizan fuentes como la World Christian Encyclopedia.

Igualmente ha habido quejas sobre discriminaciónen diferentes contextos, tanto por parte de cristianos como en contra de cristianos. Como ejemplos actuales se pueden nombrar: las restricciones gubernamentales griegas y rusas para las actividades religiosas no ortodoxas; la violencia antiaborto en Estados Unidos y la “problemática” de entrada a Irlanda del Norte, respectivamente.

Según un informe publicado por Ayuda a la Iglesia Necesitada alrededor de 350 millones de cristianos sufren persecución o discriminación religiosa en el mundo.

La realidad es que continuaremos viendo en la historia del mundo esta lucha entre el mundo oscuro y el de la luz. Aunque siempre pareciera más viable continuar creyendo en Dios sin hacer daño a los demás.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s