Carlos Adyan, un joven indetenible

El presentador de Telemundo quiere hacer televisión en inglés. Reconoce que las dificultades le enseñaron que cada quien va a su tiempo. Las cosas negativas, como el bullying, no le impidieron llegar a ser uno de los nominados para la portada de los 50 más bellos de People en Español


Desde pequeño miraba a las grandes figuras y soñaba con, en algún momento, ser parte del mundo del entretenimiento. Luego de varios años, su cara está en la cadena de televisión más importante de habla hispana: Telemundo Internacional. Y, además, Carlos Adyan está nominado para ser portada de los 50 más bellos de People en Español, que resalta el talento latino. “Es un gran honor estar entre los nominados. Es un sueño cumplido, ya que me consideren es algo especial. Me puso muy contento”.

Para el presentador, la determinación de querer cumplir sus sueños fue clave en su carrera, que se encuentra en ascenso. Siempre supo que para lograr lo que quería, era necesario comenzar a construir desde cero.

”Todo comenzó en la radio, en Radio Caracol pude cubrir espacios de todo tipo. Luego trabajé con Marc Anthony y allí, realmente no me gustó el trabajo, es cuando llega Telemundo a mi vida. Primero como reportero de tráfico y fui creciendo en la misma empresa”, asegura Adyan.

Luego de seis años de mucho trabajo, tiene su propio espacio:  «En Casa con Telemundo». Aunque, reconoce, no existe una fórmula para el éxito, está seguro de que el enfoque es el que determina que las personas cumplan sus metas.

”Es importante prepararnos para hacer lo que queremos. No hay un receta secreta porque el reloj y la carrera de cada quien es diferente, pero lo importantes es comenzar desde abajo y uno va creciendo. Ya luego todo depende de las ganas y el enfoque que uno tenga”.

En realidad, dice, lo que está viviendo no era un sueño que tenía solo. Su familia lo ha acompañado en este camino y disfruta sus triunfos tanto como él. ”Cuando mi abuelita se enteró, de lo de People, lloró y mami también está muy contenta. Ella tiene un salón de belleza en Orlando y está como loca diciéndole a sus clientes que voten por su hijo”.

Y, a pesar de haber sufrido de bullying eso no lo detuvo en ser una persona segura de sí misma que logra lo que se propone. Es decir, no le quitó su seguridad, ni determinación. “Yo era gordo y sufrí de bullying, pero es como ahora que me dicen que tengo la nariz grande y aunque a veces a uno le choca, aprendes a quererte tal y como eres. También me hacían bullying por el acento y a veces ni hablaba en el salón de clases. Ya en cuarto año, me dije que no podía tener miedo por lo que la gente diga”, sostiene.

“Quisiera hacer televisión en inglés porque siento que falta representación latina. Ya me estoy preparando para eso”

Carlos Adyan

Al hablar de su pasión por la política, la emoción es la misma de cuando era niño. Por ello, no descarta iniciar -en el futuro- una carrera política porque, comenta, es algo que lleva dentro de él. También recuerda sus inicios en los medios y agradece todo lo que aprendió, incluyendo aquello que no fue tan positivo.

“Para mí fue muy difícil porque inicié muy joven en los medios de comunicación, pero eso también me permitió conocer la industria. Me pasaron cosas como traiciones que uno las cuenta y se ríe porque si eso no me hubiese pasado, no hubiese aprendido. Hay que tener determinación porque eso te permite reconocer tus fortalezas”

“Suelta la sopa fue una gran escuela. Lo más difícil es tomar postura y que eso tenga un sentido coherente porque muchas veces pasa que la gente dice cosas por quedar bien. El aprendizaje que me ha dejado el periodismo es tener empatía porque a veces hay temas delicados y hay que conectar con el lado humano”, agrega.

No tiene dudas de que su vida ha cambiado. Aprendió que los tiempos de cada persona son diferentes y que, muchas veces, hay que tener paciencia. Al final de las dificultades, entendió que con trabajo, talento y enfoque, todo se puede lograr. Aunque tarde un poco. “A ese Carlos le diría que tenga paciencia porque los tiempos de cada quien son diferentes. A veces la gente ve lo que he logrado y piensa que fue rápido y no. Hubo momentos en los que ni siquiera cobraba. Por eso, le diría a ese Carlos que sea paciente y no confíe en todo el mundo”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s