Nutriendo el Futuro: el programa alimenticio que llena barriguitas y hace corazones muy felices

En medio de la crisis económica y social que enfrenta Venezuela, nace una iniciativa maravillosa con la intensión de no solo alimentar barriguitas, sino también guiarlos en su crecimiento

Nutriendo el Futuro es un proyecto para alimentar y llenar de conocimientos a los niños venezolanos que, aunque suene cliché, tendrán en sus manos la responsabilidad de conducir el país.

Lo más maravilloso de esta iniciativa, hecha por jóvenes venezolanos, es que es una organización que genera cambios positivos e impacto sostenible en la sociedad a través de la nutrición y educación.

Ellos tienen una visión a largo plazo: generar un impacto trascendente en las comunidades donde se desarrollan y para ello trabajan de manera integral en tres áreas específicas como lo son formación, nutrición y empoderamiento femenino.

Pero ¿de qué manera se desarrollan estas importantes áreas?

Sus fundadores explican que en cuanto a la educación, refuerzan la formación de los niños a través de programas de nivelación, con énfasis en lengua y matemáticas.

Si se trata de la nutrición, parte importante para su crecimiento y desarrollo, ellos ya tienen un programa de cenas diarias que cumplen con los requerimientos nutricionales necesarios.

Y si hay un tema que es de suma importancia fomentar en la sociedad actual es el empoderamiento femenino por lo que aquí las mujeres de la comunidad reciben todo el apoyo y acompañamiento a fin de fortalecer su rol como líderes, promoviendo así la igualdad de género.

¿En donde están ubicados y cuáles son los logros que han conseguido en este tiempo de trabajo?

Una de sus fundadoras le explicó a Guayoyo News que actualmente atienden a 80 niños y 20 adultos mayores de la comunidad de El Calvario Alto, en el municipio El Hatillo, ubicado en Caracas, Venezuela.

Ellos sienten que al atender una comunidad de un municipio tan reconocido como El Hatillo, por ser de clase media-alta en gran medida, les ha permitido romper paradigmas.

“Hasta la fecha hemos logrado disminuir la desnutrición de los niños en un 90% con una cena semanal de lunes a viernes”, indican muy contentos por la labor realizada.

Ellos no trabajan solos, precisan de una unión fuerte y valiosa en alianza con Plan A, con la que ya cuentan con más de 450 horas académicas y los niños ya leen, escriben y realizan operaciones matemáticas de acuerdo con su edad.

“Se han entregado más de 200 kits escolares y 10 mamás han sido empleadas por empresas privadas”.

Foto: @Nutriendoelfuturo

El reconocimiento llega honrando el trabajo hecho con amor

El proyecto “Nutriendo El Futuro” fue premiado y reconocido por la Organización Panamericana de la Salud (2019), el Resolution Project Fellowship de la Universidad de Harvard (2018), la Iniciativa Global Clinton de la Fundación Clinton (2018) y por el UNIV CONGRESS 2019 (Roma) como Mejor Emprendimiento Social.

Asimismo, fueron elegidos como el segundo mejor proyecto de la cohorte 2020 del Programa de Liderazgo de Competitividad Global de la Universidad de Georgetown.

Ser el único comedor nocturno del país que brinda una cena temprana a los niños inscritos es una de las obras más valiosas que estos jóvenes emprenden y que logran hacer la diferencia en medio de la crisis que enfrenta Venezuela.

Foto: @Nutriendoelfuturo

La pandemia modificó la rutina pero no limitó el amor

La aparición de la pandemia del Covid-19 se convirtió en todo un reto para el proyecto, por lo que modificaron toda la estructura y funcionamiento para adecuarla a la situación, sin dejar de atender a la comunidad.

“De esta manera, modificamos el horario para servir almuerzo y brindar un plato de comida seguro a los niños y adultos mayores en mitad de la jornada, la comida se busca y se come en casa para evitar la acumulación de personas en las instalaciones”.

Adicionalmente, se dividieron los grupos de niños en las clases de refuerzo académico prefiriendo hacer más sesiones, pero en un ambiente más controlado y con menos exposición.

La unión hace la fuerza y con amor todo es posible

En Nutriendo el Futuro cuentan con una serie de aliados que apoyan su hermosa labor permitiendo así ver crecer a todos estos niños en los tres años que llevan de trabajo.

Uno de ellos es el Centro Médico Docente la Trinidad, quienes con su unidad de atención comunitaria realizan pesajes a los niños cada 6 meses para evaluar el impacto que el comedor ha tenido en su nutrición.

También, emprendimientos venezolanos de diversas índoles como Raíces Venezuela, Automercados Plaza’s, Clases Plan A, Proyecto Agua Segura, Distribuidora Jaleo, Distribuidora Perritos, NovemApp, Yakera, Cusica Venezuela, entre muchos otros; han sido piezas fundamentales en el crecimiento de la organización.

Foto: @Nutriendoelfuturo

“Sabemos que queda mucho trabajo por hacer, pero somos fieles creyendo de que estamos construyendo el país en el que queremos vivir y eso es lo que nos motiva a diario a enfrentar las dificultades y salir adelante”.

Pueden seguirlos a través de Instagram como @nutriendoelfuturo para conocer más de su trabajo y apoyar estas bellas iniciativas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s